El diseño gráfico en 2018

publicado en: Blog Español | 0

La comunidad de diseñadores consiste en un amplio grupo de creativos dotados con un gran talento para dar a comunicar ideas de maneras más simples, tienen también la capacidad de darle vida a lugares y momentos de forma inigualables. Además son personas perfeccionistas, osadas, con hambre de conocimiento y con una incansable voluntad de hacer lo que más los mueve.

 

Para iniciar, es necesario definir de una manera breve el significado de la palabra tendencia. Ésta puede ser una idea, inclinación o corriente que genera gran influencia en una población específica con la finalidad de brindar un norte para el desarrollo de productos innovadores y funcionales.

Cuando hablamos de tendencias también podemos referirnos a ese estilo propio o marca personal que tiene cada uno de los diseñadores y lo cual les da un status dentro del gremio. Es importante tener en cuenta que las corrientes actuales influyen en los creativos para no distanciarse con la manera en que se viene trabajando.

Los campos del diseño hoy en día pueden llegar a ser infinitos debido a las diferentes ramas del mismo. Cada día se descubren nuevas técnicas, metodologías o aplicaciones las cuales le dan la libertad a estos creadores de experimentar e impactar positivamente los diferentes movimientos y pensamientos sociales.

Muchas de las influencias que nos dejó el 2017 continúan con mucha fuerza y no sería una sorpresa si continúan como una orientación para este año que recién comienza.

Lo que aún sigue en vigencia

Dentro de las técnicas que aún siguen vigente este año encontramos el “diseño flat” o mejor conocido como diseño plano, es un estilo gráfico que ha cautivado al gremio de diseñadores debido a que es impecable al momento de implementarse pues no incomoda al espectador con miles de elementos que pueden llegar a confundir el verdadero mensaje de las piezas gráficas.

 

El que siempre será un clásico es el “diseño vintage”, un estilo generalmente que presenta tonos muy neutros, formas orgánicas y tipografías personalizadas. El Vintage siempre se ha distinguido por ser muy sobrio y elegante en su ejecución, además de contar con elementos sutiles que permiten un estilo único.

 

 

Del mismo modo, encontramos al “minimalismo” con su lema de “menos es más”, el cual no se queda atrás. Los nuevas corrientes gráficas llegaron para quedarse y no sería extraño que este movimiento pierda un poco de influencia en el entorno creativo.

Minimalism

 

Con este inicio de año los creativos han tomado la libertad de proponer ciertas metodologías o prácticas como por ejemplo, diseños asimétricos, diseños muy contrastados o composiciones con ciertos elementos aleatorios las cuales años atrás no eran aceptadas entre la comunidad porque tenían elementos antinaturales y esto no era estético.

Por esta razón, las metodologías gráficas implementadas en años anteriores van a sufrir un cambio para dar paso a propuestas más desafiantes e innovadoras, sin perder en ningún momento el foco, el cual es comunicar una idea de la manera más clara, pues diseñar no sólo debe producir algo bello sino también funcional y práctico.

Lo que nos trae la actualidad

Teniendo en cuenta que mencionamos algunos de los estilos gráficos que aún se mantienen es hora de darle lugar a aquellos que están en todo su auge.

Anteriormente el “diseño glitch” o también llamado efecto falla, no era una práctica bien vista entre los creativos puesto que deformaba la imagen de una manera exagerada y por esta razón el mensaje era confuso para los espectadores.

Esta técnica poco a poco se ha transformado hasta el punto de ser acogida e implementada recientemente por los diseñadores. Así mismo, no deja de ser un misterio debido a la manipulación de la imagen por medio de los canales de color, forma o posición, los cuales utilizados en la cantidad correcta resultan en una pieza con riqueza visual impresionante.

Otra de las tendencias actuales es la “doble exposición” en la cual se superponen dos elementos que forman entre sí una sola composición y mensaje. Este efecto debe ser implementado con mucho cuidado debido a que la adición de imágenes sin un objetivo claro puede hacer perder la verdadera intención de la pieza como tal.

Double Exposure

 

Por su parte, el “diseño 3D” ha llegado para consolidarse dentro del gremio cambiando un poco la perspectiva a la cual estábamos acostumbrados, en donde los diseños planos, colores sólidos y grandes espacios vacíos eran los protagonistas. Con el uso de elementos en tercera dimensión se incorpora a los diseños una nueva perspectiva con mayor volumen, combinación perfecta de colores, formas complejas y escenarios alucinantes.

Los elementos 3D permiten representar la vida real ya que tienen la capacidad de simular de una manera supremamente fiel entornos y elementos realistas. Por lo anterior, esta técnica es muy utilizada en el diseño de producto o interfaces virtuales que pretenden dar un acercamiento hacia lo que sería el resultado final.

Este año 2018 trae consigo más tendencias, pero lo que realmente importa es que los diseñadores comiencen a innovar en los campos en los que se desenvuelven, ya que son una fuente de creatividad inagotable. Al final, deben ser ellos quienes establezcan nuevos movimientos que transforman la perspectiva y el rumbo del diseño en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *